Higo Mental

Sesión #22: POLÍTICA DE POLÍTICOS / FESTIVAL MÁQUINA. LAS CIGARRERAS, ALICANTE / 27-11-2021

Higo Mental

Antes de nada, queríamos agradecer al equipo del Festival Máquina, a Ivan, a Leti de Todo Bien y al Centro Cultural Las Cigarreras

También avisar que no somos expertes en memes. ¡Ni muchísimo menos! Creemos que nos invitan los últimos años a este tipo de espacios a trabajar en torno a los memes porque tienen cosas en común con dos cuestiones que conforman la práctica de Higo Mental. Primero, nuestro trabajo con la cultura y producción popular de material audiovisual que corre por internet. En segundo lugar, y aquí es por donde empezamos la sesión, con la cuestión del apropiacionismo, que es nuestra práctica habitual, pasar videos robados de internet. Esto puede parecer muy obvio, pero gran parte de los memes llevan en su germen un acto de apropiacionismo, descontextualización y resignificación de contenidos visuales.

Empezamos la sesión con un material muy recurrente en Higo Mental. Se trata del trabajo de Florencia Aliberti, concretamente del proyecto (Self)exhibition, un conjunto de vídeos en los que Aliberti investiga alrededor de las ya no tan nuevas formas de autorrepresentación de nuestra intimidad a través de internet. El proyecto tiene varios vídeos, vamos a poner uno sobre el coming out (no es casualidad que muchos de ellos tengan que ver con temas relacionados con sexualidad o cuestiones de género). Nos interesaba empezar con este vídeo por tres razones que de algún modo intuimos que puedan tener algo que ver con el meme: el apropiacionismo, la redundancia y homogeneización de las estéticas digitales.

Higo Mental

El apropiacionismo siempre ha ido muy ligado a propósitos políticos, de política no de políticos sino de las otras, utilizando los materiales de los medios de conformación de masas con fines anticapitalistas. Esto ya pasaba en los 70 y sigue pasando ahora. Traigo uno de los vídeos de presentación de la campaña de Guerra a Cerberus, una campaña de sindicatos de vivienda de Cataluña contra Cerberus, el mayor fondo buitre del mundo junto con Blackstone. El marco teórico para la comunicación de la campaña lo daba el libro ‘Leia, Rihanna and Trump’ de Proyecto Una, y se buscaba de alguna manera una memeización tambén de esta política. La idea era, el día de la presentación de la segunda temporada de La Casa de Papel, hacer acciones en toda Cataluña contra esta gran propiedad, intentando mezclar así realidad y ficción, todas disfrazadas con el mono rojo. Molan estas estrategias comunicativas más imaginativas, aunque a veces se te acaba yendo toda la energía por ahí, como fue un poco en el caso de la campaña… Y, además, el guión del vídeo tampoco es que sea muy imaginativo. Bueno, lo ponemos sin más!

M: Traigo un caso que vincula muy bien la construcción de la memoria y el apropiacionismo. El relato histórico, su construcción, ha estado siempre muy vinculado a la capacidad de registro. De algún modo, cuanto mayor sea nuestra capacidad de registro, más herramientas tendremos para construir el relato. Por supuesto que antiguamente esta capacidad de registro estaba muy estrechamente vinculada al poder ¿quién puede permitirse llevar un pintor a la guerra para documentarla? Y si no hay más registros, por supuesto, ello genera que exista tan solo una única visión sobre los hechos. En fin, la capacidad de registro es ahora mucho más accesible y se ha sofisticado todavía más a raíz de las distintas primaveras y la necesidad de atender a los imaginarios vinculados a las mismas. En el festival Byte Footage que organizan desde Argentina tuve la ocasión de conocer el trabajo del colectivo chileno Antes del Olvido. Se dedican al registro tridimensional de distintos monumentos y arquitecturas de Chile que se usaron de algún modo como lienzo para la protesta, interviniéndolos con grafitis y demás. Antes del Olvido está creando un amplio archivo que no solo documenta los imaginarios del “estallido social” que tuvo lugar en Chile entre 2019 y 2020 y que fueron blanqueados con rapidez si no que da acceso para intervenir dichos monumentos en la actualidad mediante graffitis digitales. Esto nos permite hablar de un uso hacker del apropiacionismo.

El primer vídeo es un recorrido por distintos monumentos intervenidos. y, el segundo vídeo, es de la Plaza de la Dignidad, que fue rebautizada así en 2019 y que concentró muchas de las protestas. Se llamaba antes —y se sigue llamando oficialmente ahora— la Plaza Baquedano, en homenaje al general. Demuestra la urgencia del registro el hecho de que ahora está impecable, hasta el punto que han retirado la escultura para su restauración.



R: Yo cojo esto del modelaje 3D y me voy a otras formas más sofisticadas de robo de imágenes, de robo de artefactos culturales. Traigo el caso de Nora Al-Badri y Jan Nikolai Nelles, con su proyecto de ‘Nefertiti Hack’. Lo que hicieron fue escanear clandestinamente en el Neues Museum de Berlín la escultura de Nefertiti, una de las imágenes más protegidas de ser reproducida. Con este escaneo hicieron dos cosas. Por una parte revirtieron el robo colonial de occidente, llevando a El Cairo “The Other Nefertiti”, una reproducción exacta del original. Por otro lado, liberaron en internet, con una licencia Creative Commons, los datos del modelaje 3D. Con esto, YouTube se llenó de vídeos de Nefertiti en 3D, y os invito a dar un recorrido por ellos. Yo voy a poner solo uno, que demuestra como las cosas que se hacen con la mejor intención a veces acaban convirtiéndose en verdaderos despropósitos. Una maravilla, vamos...

M: Y de la apropiación pasamos a la viralización y, con ello, a la política de los políticos y a la memeización de la política. Para ello traemos algunos vídeos que han salido en distintas sesiones de Higo Mental, cosa que demuestra de algún modo como estas cápsulas de vídeo, estos memes, son replicables en multitud de contextos. No nos apetecía hacer una búsqueda expresa de este tipo de contenido para la sesión, sino que pensamos que tenía más sentido explorar cómo este había ido apareciendo en nuestros diálogos.

Empezamos con uno bien inocente, especialmente por la falta de intención. Rajoy es en sí un meme, no sé si hay político que se haya convertido más en personaje. Lo interesante en su caso es justamente eso, la aparente falta de intención. Aquí un vídeo fuera del contexto de la política, aunque no estoy segura de que esté realmente tan fuera.

[Este bloque de la memeización de la política se completaba con una mesa redonda posterior a la sesión con Dani Treviño, autor del fanzine “La memeización de la política”.]

Es muy breve pero lo concentra todo un poco. Rajoy se otorga la capacidad de enunciación (meeeec) pero que no le enfrenten a una tarea doméstica.


R: Y trayéndolo a un contexto contexto más conocido para nosotres, el catalán, pasaremos un hilo de vídeos con grandes momentos que nos han brindado algunos políticos. Reconoceréis a la mayoría, pero otros no tanto. Empezamos con Josep Antoni Duran i Lleida, de Unió, la derecha católica catalana, a la batería. Un vídeo viral antes de la deriva meme de la política, en 2011.

Es una propuesta interesante sobre esa paradoja de la que se habla en el artículo de The Jam entre el compromiso político y el placer por el consumo. Aquí se concilian la conciencia de clase y el deseo de consumo. Otra cosa es que el chándal sea un ejemplo de creatividad de la clase trabajadora tal y como Fisher habla de la música popular.


M: Como veis, la deriva nacionalista en Cataluña ha dado para muchos memes. Por todos los lados. Cuando estaba de camino a Alicante en el tren me he dado cuenta de que este último vídeo que he puesto lo pusimos por primera vez en una sesión sobre Amor, no sé cómo pudo posar. Por si no lo conocéis, se trata Josep Bou, del PP en Barcelona que, algo estresado, se va memeificando a medida que avanza su discurso.


R: La mascotización de la que habla Contrapoints en su vídeo de Shame no siempre funciona... Hay gente que parece inmune a cualquier tipo de burla o cagada... y lo que se está haciendo con esto es darles espacio en la esfera pública y blanquear el discurso de la extrema derecha o de Esperanza Aguirre, que viene siendo lo mismo.

Y bueno, por no quedarnos solo en la cuestión comunicativa de la política, también hay que entender las condiciones materiales que llevan a ese deseo de dictadura tan extendido. Pero como eso es “too much”, hablaremos más bien de cuestiones infraestructurales que permiten que se de este tipo de política: toda la cuestión del capitalismo de plataforma, el algoritmo y el fascismo sociotécnico.

R: Este tema lo empezamos con un vídeo de Google for Education en Murcia, que queda aquí cerquita y que es tan fascista como Donald Trump. Más allá de las imágenes del comedor del insti que no tienen ningún sentido jajaj. Este giro de delegación tecnológica en grandes corporaciones capitalistas que restan autonomía se ha multiplicado a raíz del Covid19. Hay cosas que pueden pasar por naturales, por innovación o actualización, pero que un número cada vez mayor de institutos públicos del estado trabajen con herramientas facilitadas por Google es muy preocupante. Que cada alumno de la educación pública deje de tener su correo en un servidor público y pase a tenerlo en Google es terrible. Y de regalo, un chromebook para cada uno… y luego que si adoctrinamiento y nosequé.

M: Jara Rocha comenta que usar Google o Zoom para contextos educativos es como ir a clase a un McDonalds, es escandaloso como el contexto de la pandemia se ha utilizado para acelerar estos procesos y estas decisiones en cuanto al uso de herramientas.

Yo me voy a mantener en Google, traigo un ejemplo que no es un vídeo, si no un ejercicio que hizo Simon Weckert sobre mapas. Los mapas siempre se han utilizado para impulsar influencias y representar intereses. Son constructores de realidad —como las imágenes— más que representaciones del territorio. Con la llegada de servicios online como GoogleMaps se ha desarrollado un método de producción que permite actualizar y reaccionar en tiempo real. Simon Weckert observa cómo GoogleMaps representa las fronteras nacionales de distinto modo según dónde te encuentras ya que Google apoya la visión del gobierno regional respectivo para no perder el mercado local. Vemos fronteras en tensión entre India y China o la disputa sobre la península de Crimea entre Ucrania y Rusia, entre otros ejemplos.

Y ahora sí, un vídeo-ejercicio de 2011, algo antiguo teniendo en cuenta cómo se han sofisticado los algoritmos. Sería interesante repetirlo igual a día de hoy. Sebastian Shmieg es un investigador y artista interesado en todo lo relativo a los algoritmos y al capitalismo de plataformas. En una serie de vídeos de 2011 se dedicaba a explorar la deriva del algoritmo de google imágenes lanzando una primera imagen. Lo ha hecho con varias, en este caso un vídeo en el que parte de una foto suya de carnet.

Como veis es sencillo terminar en un imaginario de mujer blanca normativa. Este vídeo anticipa también ideas vinculadas a la imagen pobre de Hito Steyerl. Vemos cómo a veces se atasca en una misma imagen que está subida múltiples veces a internet con más o menos recorte, o más o menos resolución. Esto del empobrecimiento de las imágenes también está muy vinculado con el meme. Hablaremos de ello más tarde, en la mesa redonda.

Y voy a poner mi último vídeo. Hemos mencionado al principio el tema de la homogeneización de la experiencia estética digital. La vida se ha zoomificado y, de algún modo, rectangularizado: las pantallas de nuestros moviles son rectangulares, también las de nuestros ordenadores, en las videollamadas estamos enmarcados por un rectangulo o un cuadrado y, por supuesto, también los memes tienen este formato. Traigo un vídeo del contexto pandemia, una llamada mediante la plataforma Zoom en el contexto de un juicio:

R: Cerramos con un vídeo que tiene que ver también con reconocimiento facial, nuestro querido “HP is racist”. Hoy nos ayuda a recordar que las tecnologías de las grandes corporaciones, en su pretendido monopolio de innovación y progreso constante, nunca están acabadas del todo, hay que aprovechar esas brechas!

¡MUCHAS GRACIAS POR VENIR!







Higo Mental
Higo Mental

Higo Mental
Higo Mental